ayuno intermitente

Ayuno intermitente… ¿vale la pena?

¿Es el ayuno intermitente solo una moda pasajera o realmente vale la pena?

Hay un tema por el que me he vuelto más popular en mi viaje, probablemente porque es algo completamente fuera de lo que generalmente se recomienda y de lo que siempre escuchamos.

Hace unos años, hace unos 4-5 años, escuché acerca de un protocolo llamado IF, que significa ayuno intermitente, o en portugués, ayuno intermitente.

El Ayuno Intermitente es básicamente un protocolo en el que ingerimos nuestras comidas durante un determinado período de horas, por ejemplo a las 8 de la mañana, y el resto del día no comemos nada, es decir, hacemos un período de ayuno.

Este tema despertó mi interés por las más diversas razones, a saber, por las maravillas que hizo posible, en particular:

  • comer mucho en cada comida
  • Come lo que quieras después del entrenamiento
  • Crecer y secar simultáneamente

Por supuesto que fue mi mala interpretación de la realidad mientras buscaba de nuevo. una fórmula mágica que no existe.

Este protocolo ha ido ganando popularidad con el paso del tiempo, sin embargo, siempre no creas que escuchas cosas como esta:

  • "¡Las calorías no cuentan mientras comas dentro de un margen de tiempo de 8 horas!"
  • "Tu cuerpo asimilará toda la basura que comes después del entrenamiento, ¡porque convertirá todo en músculo y no en grasa!"

Aunque el FI es un protocolo que he aplicado a muchas personas con las que he trabajado y utilizado, incluyéndome a mí, durante muchos años, concluyo lo siguiente: no existe una dieta en la que la ventana de tiempo de alguna manera se superponga con el total diario aporte calórico o la respectiva división de macronutrientes.

En este sentido, la base de cualquier dieta debe pasar por un aporte calórico adecuado, con los macronutrientes debidamente ajustados.

En mi caso particular, utilicé el IF, con una ventana de tiempo de 8 horas en la que se ingieren calorías y estuve 16 horas al día sin comer. ¿Esto porqué?

  • Es mucho más fácil preparar menos comidas
  • Es más fácil contar macros, siendo más coherente y preciso
  • Aprendemos fácilmente a controlar nuestro apetito y a sentirnos llenos después de comidas abundantes.
  • En teoría, algunos estudios avalan que sería una forma eficaz de quemar la grasa más rebelde. Esto solo se aplicará a personas con porcentajes de grasa muy bajos (<10%)

ayuno intermitente

Comidas grandes vs comidas pequeñas

¿Por qué prefiero poner a la gente con comidas más abundantes?

Es cuestión de jugar con el presupuesto diario.

Las personas con menos calorías (posiblemente en la fase de corte) suelen beneficiarse, desde un punto de vista psicológico, al ingerir comidas más abundantes.

¿Qué pasa con la simplicidad?

La mayoría de las personas tendrán dificultades para seguir el estilo de culturismo de hermanos de 8 comidas al día. Más difícil será apegarse a 3-4 comidas al día, tratando de alcanzar la misma cantidad de calorías, con los mismos resultados (al menos).

En el fondo, lo que más sorprende a la gente es evitar una comida al día, el desayuno.

Pero la verdad es, ¿esta comida es realmente tan importante?

Hagamos una pequeña analogía.

El desayuno en inglés se llama "breakfast", break significa break y fast significa ayuno. En este sentido, el desayuno es la comida que rompe el ayuno nocturno, es decir, este protocolo sólo prolonga el ayuno, realizando la primera comida a la hora del almuerzo.

ayuno intermitente

Conclusión

El número de comidas al día, o la hora en que se comen, no tiene un efecto beneficioso sobre el resultado final en términos de nivel de composición corporal.

Por lo tanto, intente utilizar sus preferencias personales para este propósito.

Crea una rutina que se adapte a tu vida y que te permita utilizar la ingesta calórica adecuada para tus objetivos, sin quedarte atascado con horas o números limitados.

En mi caso particular, vivo bien con dos comidas al día, pero no culpo a nadie que tenga que dividirlas en cuatro o cinco, siempre que esta división te permita mantener el rigor y la precisión.

En resumen, ¿vale la pena este protocolo?

No es una fórmula mágica, pero en muchos casos es un gran activo para lograr tus objetivos sin sacrificios innecesarios y lograr excelentes resultados.

Por último, aquí se muestran algunos estudios interesantes relacionados con el tema.

Estudio 1

Este estudio compara entre una comida al día y tres comidas al día.
Las personas que consumieron solo una comida al día tuvieron una disminución en la masa grasa y el cortisol.

Estudio 2

Este estudio concluye que comer siete comidas no aumenta el metabolismo en comparación con comer dos comidas al día.

Estudio 3

Este estudio muestra que no existen diferencias significativas en la pérdida de grasa entre 3 comidas al día y 6 comidas al día.

Estudio 4

Este estudio muestra que la frecuencia de las comidas no aumenta el metabolismo.

Estudio 5

Dos comidas en comparación con seis comidas, nuevamente sin grandes diferencias.

Artículo escrito por Team Sik Nutrition

[author image=”https://ginasiovirtual.com/wp-content/uploads/2016/01/logo-sik.jpg” ]Team Sik Nutrition, es un grupo reciente de personas apasionadas por el mundo del Fitness. El enfoque del Equipo es guiar, educar y motivar a aquellos interesados en lograr sus objetivos de salud y estado físico/rendimiento. Todo este intercambio se basa en hechos científicos y en la experiencia de los miembros del Equipo.

El CEO de Team Sik Nutrition, es João Gonçalves. Levantador de pesas aficionado, apasionado del Fitness y de la redacción de artículos.

Equipo de Facebook Sik Nutrition

Sitio web del equipo Sik Nutrition

[/autor]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ES
Ir arriba