Lípidos, ¿que son y para que sirven?

Lípidos, ¿qué son y para qué sirven?

Los lípidos son uno de los tres macronutrientes principales y son esenciales en cualquier dieta.

Aunque es fundamental, también es el macronutriente con peor reputación, lamentablemente.

Realizan varias funciones en el cuerpo humano, y también existen diferentes tipos de este nutriente.

Descubra cuáles son, sus diferentes tipos y más en este artículo.

¿Qué son los lípidos?

Los lípidos son las famosas grasas que vemos en las etiquetas de los alimentos.

Aunque su reputación no es la mejor, son imprescindibles y debes incluirlos en tu dieta.

El nombre asusta, después de todo, nadie quiere engordar.

Sin embargo, la grasa de la dieta no se convertirá inmediatamente en grasa corporal.

Especialmente si tiene un déficit de calorías.

Sin embargo, es el macronutriente con mayor valor calórico y cuenta con 9 kcal por gramo.

Es decir, cada gramo de grasa equivale a 9 kcal, y por tanto, es el macronutriente que, ingerido en exceso, conduce más fácilmente a la ganancia de grasa.

Las grasas / lípidos tienen varias funciones, siendo la principal destacada su papel en el funcionamiento saludable del sistema hormonal y su función energética.

Para la producción de hormonas, como la testosterona, se necesita una ingesta adecuada de grasas.

También te proporcionarán energía.

Si elimina por completo este macronutriente, el impacto negativo impedirá su progreso en el gimnasio y más allá.

lípidos grasas

Diferentes tipos de lípidos.

Hay dos tipos de grasas, saturadas e insaturadas.

Las grasas consideradas saludables, y con mejor reputación, pertenecen al grupo de las insaturadas, como las poliinsaturadas o las famosas omega 3.

Sin embargo, no debe excluir las grasas saturadas y su dieta debe incluir una cantidad suficiente de este lípido.

De todas las grasas, la única que realmente debe evitar son las grasas trans, que, aunque pertenece al grupo de las grasas insaturadas, se asocia con efectos negativos para la salud.

Buenas fuentes de grasas saturadas.

Carnes rojas y la yema del huevo.

Buenas fuentes de grasas insaturadas.

Salmón, aceite de oliva y frutos secos.

Notas finales

La cantidad de lípidos que debe ingerir por día depende de varios factores, pero como regla, trate de asegurarse de que al menos 15% de las calorías de sus alimentos provengan de este nutriente.

Un valor entre 20 y 25% suele ser ideal.

Las denominadas vitaminas liposolubles, como la vitamina A o la vitamina D, se benefician de la ingesta de grasas para ser absorbidas por el organismo.

Es decir, cuando consume estas vitaminas, o si usa un suplemento multivitamina, come algunas grasas en esta comida.

Finalmente, ya sea que su objetivo sea ganar masa muscular o perder grasa, no elimine los lípidos de su dieta.

Es un error frecuente y muy perjudicial, tanto en términos de salud como de resultados.

Suscríbase al boletín de noticias anabólico de ginasiovirtual.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

es_ES
Ir arriba